Cómo cuidar tu jardín en verano

Cómo cuidar un jardín en verano: herramientas necesarias Deja un comentario

El verano es la mejor época para disfrutar del jardín, pero tampoco podemos olvidar que durante los meses de calor hay que brindarle algunos cuidados especiales para protegerlo de las elevadas temperaturas. Siguiendo unas pautas sencillas, podremos mantener las plantas, flores y césped en perfecto estado durante las olas de calor cada vez más frecuentes en la época estival. A continuación te explicamos cómo cuidar un jardín en verano.

Consejos para mantener un jardín bien cuidado durante el verano

Un jardín de verano es un rincón delicioso y paradisíaco donde podemos pasar gran parte de nuestro tiempo, en familia, leyendo, e incluso puede ser una oficina maravillosa para el teletrabajo. Pero es importante dedicarle algo de tiempo para mantenerlo verde y bonito. Estos son algunos aspectos que no hay que descuidar.

El Riego

¿Cómo cuidar un jardín en verano? Lo principal es vigilar mucho el riego. En esta época las necesidades de agua aumentan, así que hay que regar con más frecuencia y a unas horas determinadas. Los mejores momentos son a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Si la hierba o las hojas quedan húmedas al sol pueden sufrir quemaduras. Si por el contrario permanecen húmedas durante la noche, puede llegar a formarse moho. Lo más recomendable es dejar pasar algo de tiempo entre un riego y otro y después regar en abundancia, aunque no más de lo que la tierra necesita. Lo justo para que las raíces se encharquen un poco y sean más resistentes en caso de sequía y calor extremo. Se puede utilizar un riego automático para que las plantas tengan en todo momento el agua necesaria. Generalmente es suficiente con una o dos veces por semana.

El Césped

El césped no se debe cortar demasiado durante el verano, al contrario, tiene que estar un poco más alto que el resto del año, especialmente en zonas muy soleadas y de altas temperaturas. De esta forma la raíz estará mejor protegida de los rayos de sol. Lo ideal entonces, es segar con más frecuencia, pero con una longitud mayor, de unos 8 centímetros.

El Abono

Si te preguntas cómo mantener un jardín bien cuidado durante todo el año, una de las repuestas es el abono. Cada jardín tiene sus necesidades, pero si en el tuyo hay arbustos, flores y plantas, es fundamental proporcionarle un suplemento nutricional, una o dos veces al año. Lo mejor es optar por abonos orgánicos y naturales, y en las plantas y macetas, se puede recurrir a fertilizantes líquidos mezclados en el agua de riego. La primavera y el verano es un buen momento para abonar, ya que es la época en la que se acelera el crecimiento de las plantas. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante.

Cuidado de las Macetas

Una de las mejores ideas para el jardín de verano es aprovechar para cambiar las macetas que se hayan roto o deteriorado durante el invierno. Se recomienda agruparlas en zonas con sombra para crear un microclima más fresco y que sufran menos por las altas temperaturas. También se puede cubrir la tierra con corteza para evitar que el agua se evapore.

Con estos consejos sobre cómo cuidar un jardín de verano, conseguirás mantenerlo perfecto y precioso durante toda la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CARRITO

close
Abrir chat
Hola 👋
Estamos encantados de ayudarte si lo necesitas.
¿Tienes alguna pregunta? 😊