Cepilladora Regruesadora

Cepilladora Regruesadora: un básico en carpintería Deja un comentario

La carpintería es un arte que tiene miles de años. No obstante, con el paso del tiempo han surgido nuevas herramientas que, por su gran versatilidad, simplifican el trabajo que se hace en la madera, dejando hermosos acabados.

Una de ellas es la cepilladora regruesadora. Este es un equipo indispensable que no debe faltar en ningún taller de carpintería, en obras de construcción o en actividades de bricolaje.

Para que sepas cómo se utiliza y para qué sirve una regruesadora, en este artículo hemos recopilado toda la información que necesitas.

¿Qué es una cepilladora regruesadora y para qué se utiliza?

La cepilladora regruesadora es una máquina que se utiliza para aplanar las superficies de madera. Sirve para eliminar las irregularidades del material, puesto que da el espesor y el ángulo de corte bien definido, ya sea en el listón, tabla o tablón de madera que deseas trabajar.

La regruesadora es la herramienta ideal para realizar cualquier trabajo de carpintería. Su finalidad consiste en convertir la madera que esté en un estado natural y crear tablas con las medidas perfectas para formar distintas piezas o muebles.

Además, es un equipo ideal para los aficionados y principiantes en la carpintería. Este aparato deja hermosos acabados en todas las actividades de bricolaje o de construcción que realizas.

Las cuchillas que están en el interior de la regruesadora para madera reducen y ajustan el espesor de los tablones con una precisión milimétrica. De esta forma, le dan un acabado liso y adecuado, lo cual permite ensamblar las piezas a la medida.

Sin duda, esta versátil herramienta dejará listas las caras y el canto de las tablas para que las uses en distintos proyectos, desde los más sencillos hasta los más complejos.

Y lo mejor es que cada tarea quedará con una apariencia totalmente profesional.

Diferencias entre cepilladora y regruesadora

Una cepilladora regruesadora de madera es un equipo combinado que ejecuta dos acciones diferentes.

La cepilladora se encarga del cepillado de la madera para proporcionar una superficie plana, alisada y libre de virutas.

Por su parte, la máquina regruesadora ajusta el espesor de las tablas, listones o cuartones a los espesores o las dimensiones que quieras colocar.

Ahora bien, para una mayor practicidad y conveniencia, las tiendas especializadas en carpintería ofrecen estos equipos en una sola presentación, la cual se denomina regruesadora cepilladora.

Esto no es más que un banco de mesa con un motor acoplado a unas cuchillas para regruesadora que realizan ambas funciones: regruesar y cepillar.

Además, también se encarga de aspirar y depositar los desechos de la madera en un tanque especial.

¿Cómo usar una cepilladora regruesadora?

Las cepilladoras regruesadora son herramientas sencillas, fáciles y prácticas de operar. Sin embargo, deberás tener las previsiones necesarias en cuanto a la seguridad personal, ya que estos son equipos rotativos de corte o desgaste, por lo que hay que maximizar la prevención individual.

En primer lugar, debes hacer uso de guantes, lentes, mascarilla facial, bragas y botas de seguridad.

Una vez que tengas la indumentaria lista, ya podrás utilizar la herramienta. Solo debes seguir estos simples pasos para que el trabajo quede perfecto:

  • Las tablas en su estado natural deben ser acopladas a los rodillos de la máquina.
  • Después, seleccionas las dimensiones deseadas.
  • Ahora enciendes el equipo y los tablones se van a empezar a deslizar para recibir un cepillado por sus dos caras.
  • A continuación, se programa el espesor deseado y el ángulo de corte.

La regruesadora para madera ajustará el grosor con una máxima precisión a lo largo de la tabla en las caras y el canto.

Asimismo, cuando estés utilizando el equipo, es importante que identifiques la ubicación del botón de parada de emergencia. Esto como medida de seguridad en caso de cualquier inconveniente.

Qué cepilladora regruesadora comprar

Comprar una cepilladora regruesadora no es una tarea tan sencilla. Esto se debe a que hay muchos modelos en el mercado, pero no todos son confiables.

Para que no desperdicies tu dinero en una compra tan importante, lo primero que debes hacer es evaluar el uso y la cantidad de material que vas a emplear.

De esto dependerá que escojas la regruesadora que más te conviene.

Algunas regruesadora baratas son sencillas y poseen un motor eléctrico que puede ir desde los 1.500 hasta los 2.100 watts. Esta potencia es suficiente para hacer proyectos livianos y medianos.

Igualmente, están las cepilladoras regruesadoras monofásicas que superan los 4.000 watts, las cuales son perfectas para actividades de mayores envergaduras. Eso sí,  tienen un costo algo superior, pero es un equipo que merece la inversión.

Entre las máquinas y marcas más populares se encuentra la cepilladora regruesadora Metabo dh 330, la cual combina la acción de cepilladora y regruesadora en un solo equipo.

También, están las famosas regruesadoras DeWalt, las regruesadoras Lombarte y regruesadora Metabo. Todos estos equipos son confiables y tienen una excelente relación calidad-coste.  Cada una de estas máquinas tiene un buen servicio de soporte técnico. Esto asegura que la regruesadora te va a durar por mucho más tiempo.

Cepilladora Regruesadora en Máquinas y herramientas online

Con estas preguntas ya resueltas, ya puedes elegir la cepilladora regruesadora que más se adapte a tus necesidades.

Ver todas las cepilladoras regruesadoras en Máquinas y Herramientas online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola 👋
Estamos encantados de ayudarte si lo necesitas.
¿Tienes alguna pregunta? 😊