Qué es el arenado y sus diferentes tipos

Qué es el arenado y sus diferentes tipos Deja un comentario

Fue en el siglo XIX donde se observó por primera vez cómo la arena del desierto era capaz de limpiar ventanas y cristales cuando era desplazada a gran velocidad por el viento. Así es como se patentó el arenado, o sandblasting, como se le llamó a esta técnica originalmente. Veamos en qué consiste y qué aplicaciones tiene hoy en día.

Qué es el arenado y para qué sirve

El arenado originalmente, era la proyección a presión de chorros de arena sobre una superficie para poder limpiarla mediante el desprendimiento de las partículas externas que tenían adheridas. Y hablamos en pasado porque esta técnica ya no es la misma hoy en día.

La arena contiene partículas de sílice y estas, posteriormente se demostró que son perjudiciales para la salud humana, provocan la enfermedad llamada silicosis. Por ello, fue sustituida por otro tipo de abrasivos como silicatos de aluminio o granalla angular, entre otros. Aunque el término “arenado” es el que actualmente engloba a este tipo de procesos, lo cierto es que puede denominarse de otras formas en función al material que utilice.

Tipos de arenado

Ahora que tenemos claro qué es el arenado, veamos los diferentes tipos que hay en función del material abrasivo que utilizan. Estos son:

  • Chorreado con vidrio: También conocido como bead blasting. Consiste en chorrear partículas finas de vidrio a alta presión. Se utiliza para sanear baldosas y distintos tipos de materiales cerámicos, favoreciendo la recuperación de sus colores.
  • Chorro húmedo abrasivo: Para este método pueden usarse bastantes materiales abrasivos, tanto orgánicos como inorgánicos, como esferas de plástico, vidrio triturado… Se usa en todo tipo de superficies para la eliminación de corrosiones, recubrimientos, contaminantes, etc.
  • Granallado: Método muy usado, para el arenado de hierro y metales en general, en industrias como la construcción, la del automóvil o las metalúrgicas para la limpieza y pulido de este tipo de materiales. Se divide en dos técnicas: el granallado por aire o por turbina.
  • Hidroarenado o chorreado con agua: Consiste en la aplicación de chorros de agua a gran presión y se aplica para eliminar químicos o pintura vieja sin alterar la superficie original.

Cuáles son los materiales necesarios para el arenado

Para utilizar cualquiera de las técnicas descritas de sandblasting, se necesitan 3 cosas fundamentales: los abrasivos, una máquina para proyectarlos y un EPI que proteja de los diferentes accidentes que pueda tener un operario.

Los abrasivos utilizados son aquellos que no presentan riesgos para la salud, como: silicatos de aluminio, microesferas de vidrio, granalla angular, corindón marrón, olivino, silicato de hierro, escoria de cobre, abrasivo plástico, etc.

Con respecto al equipo de arenado, pueden utilizarse numerosas máquinas que proyecten las partículas a través de aire comprimido o mediante turbinas de granallado. Las más utilizadas son: arenadoras portátiles, pistolas de chorro de arena, granalladoras automáticas, chorreadoras con agua, cabinas para chorrear, etc.

Mediante la técnica del sandblasting es posible realizar desde el arenado de piezas de hierro hasta el de una gran cantidad de materiales. Con ello, conseguimos la limpieza, el saneo y, en algunos casos, el pulido de esas superficies que no es posible realizarlo por otros métodos debido a la suciedad o al degradamiento al que se han visto expuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CARRITO

close
Abrir chat
Hola 👋
Estamos encantados de ayudarte si lo necesitas.
¿Tienes alguna pregunta? 😊